Comunicado

Comunicado de Aldeas Infantiles

Aldeas Infantiles es una organización no gubernamental presente en Uruguay desde 1960, que trabaja para hacer efectivo el derecho a la convivencia familiar y comunitaria de todos los niños, niñas y adolescentes. Actualmente, trabajamos en convenio con INAU, de manera integral mediante la implementación de un programa por filial, que incluye los servicios de Acogimiento y Fortalecimiento Familiar.

Diariamente buscamos mejorar nuestras prácticas para lograr los más altos niveles de protección infantil, con el objetivo de que cada niño, niña y adolescente que participe en nuestros programas viva y se desarrolle en un ambiente sano y seguro.

La organización fundamenta su trabajo en los principios establecidos por la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) y las Directrices sobre las Modalidades Alternativas de Cuidado de los Niños (DMACN) de Naciones Unidas, que se traducen en la Política de Protección Infantil, documento vinculante para todas las asociaciones miembro de SOS Kinderdorf International y de conocimiento de todos sus trabajadores. En consonancia con esta política, Aldeas infantiles Uruguay cuenta con mecanismos de denuncia y respuesta frente a posibles vulneraciones de derechos de niños, niñas y adolescente participantes de los programas.

El pasado 14 de setiembre fue desvinculada una trabajadora del servicio de Acogimiento del programa Florida, como resultado de una investigación administrativa que confirmó varias denuncias de maltrato (físico, emocional y negligencia). Aldeas Infantiles no realiza persecución sindical ni ha efectuado desvinculaciones como consecuencia de reclamos laborales de ninguna índole. La organización reconoce y reafirma el derecho de sus trabajadores y trabajadoras a organizarse como tales con el objetivo de defender sus intereses laborales y expresar sus inquietudes, manteniendo abierto el diálogo e intercambio permanentes, siempre priorizando el interés superior de los niños, niñas y adolescentes, objetivo que transversaliza el trabajo de nuestra organización.

El régimen laboral de las referentes de cuidado del servicio de acogimiento de Aldeas Infantiles en Uruguay está amparado por el decreto 611/80. En virtud de este, no están comprendidas en la limitación de horario de trabajo específicamente las empleadas de Aldeas Infantiles SOS que desarrollen actividades en calidad de madre SOS o tía SOS. Esta modalidad de trabajo es la que permite brindar cuidado a niños, niñas y adolescentes posibilitando la creación de un entorno protector que se asemeja al familiar. Cabe destacar que la inclusión de las madres SOS y tías SOS en el decreto 611/80 tuvo lugar en plena democracia por los decretos 170/1987 y 3/1996.

A las referentes de cuidado del servicio de Acogimiento se les proporciona una casa donde cumplir sus tareas laborales, no estando obligadas a permanecer todo el día trabajando. Trabajan bajo un régimen semanal de cinco días y medio de actividad y uno y medio de descanso.

En respuesta a la solicitud de las colaboradoras de atención directa del servicio de Acogimiento Florida, el 3 de abril de 2014 se firmó con el sindicato y su abogado un convenio colectivo, en virtud del cual las colaboradoras pueden acumular los días libres, trabajando un máximo de veintidós días por seis de descanso, pudiendo disponer de su tiempo, siempre priorizando el bienestar de los niños, niñas y adolescentes a los que la organización brinda cuidado y protección

Durante los veintidós días de actividad, las trabajadoras tienen la libertad de llevar adelante tareas propias y personales sin solicitar autorización y según su conveniencia. Pueden disponer de su tiempo y recibir visitas diarias de su familia y/o pareja. El régimen de trabajo de las referentes de cuidado de Aldeas Infantiles resulta, entonces, más beneficioso y con mayor libertad, autonomía y autodeterminación que el régimen común de trabajo. Confirma este concepto la reciente sentencia del Tribunal de Apelaciones del Trabajo de 1.º Turno que rechazó la demanda de horas extras solicitada por una madre SOS, indicando que las madres y tías de Aldeas Infantiles no llevan a cabo las tareas “bajo el puntal control de un empleador estándar, sino con un importante margen de dominio y autodeterminación” (sentencia n.º 108/2015 de 30/6/2015).

Hoy, el reconocimiento del derecho a la convivencia familiar y comunitaria nos exige redoblar los esfuerzos en el fortalecimiento de las familias para prevenir la separación, en el desarrollo de procesos de reintegros familiares para que los niños, niñas y adolescentes acogidos/as vuelvan con su familia en las mejores condiciones, en la búsqueda de cuidado por parte de otros referentes familiares cuando los progenitores no están en condiciones de realizarlo, y en dar inicio a los procesos de adopción para aquellos participantes que no tienen posibilidades de volver con sus familias. En este marco, estamos implementando transformaciones en nuestros programas orientadas a la desinstitucionalización, que hoy encuentran un acople óptimo en la reforma que está proponiendo Inau, ente rector de niñez y adolescencia a nivel nacional. En este sentido, en las últimas semanas, la directora nacional y la asesora de Recursos Humanos de la organización han estado visitando los servicios para acercar a las referentes de cuidado las particularidades de las innovaciones relacionadas a la adecuación al perfil de centro CAFF que viene planteando Inau, previstas para los próximos meses. Esto implica el pilotaje de un sistema de cuidado por turnos, así como el análisis de la situación de cada referente de cuidado con miras a un pasaje a familia acogedora.

Subrayamos nuevamente que el diálogo entre la gerencia, el sindicato y los trabajadores ha sido y es fomentado por la organización, en el entendido de que solo a través del intercambio podemos garantizar un servicio de calidad y asegurar el cumplimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes participantes.