Eventos

Feature

2.ª edición de Conferencias por la Infancia

Este martes 13 de setiembre, en la sala Picasso del Hotel Radisson, tuvo lugar la segunda edición de Conferencias por la Infancia, organizada por Aldeas Infantiles SOS Uruguay; la inserción laboral de jóvenes y adolescentes fue el tema elegido este año. Para el director de INJU, Ec. Santiago Soto, “Uruguay tiene un sistema de protección de jóvenes con luces y sombras”.

Por Pablo Tassani

Conferencias por la Infancia es una instancia de diálogo e intercambio, a través de la cual se materializa la intención de Aldeas Infantiles SOS de contribuir y dar nuevos insumos al diálogo entre las empresas, las organizaciones sociales y el Estado para la construcción de una Responsabilidad Social Empresaria con foco en los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Este año el evento tuvo como motivo “Los jóvenes y adolescentes y su inserción laboral”, ya que Uruguay es el segundo país latinoamericano con mayor tasa de desempleo juvenil; al tiempo que tres de cada diez jóvenes que trabajan lo hacen en condiciones de informalidad. Atendiendo a esta realidad, durante la jornada se buscó reflexionar sobre el rol de los diversos actores estatales, empresariales y de la sociedad civil en los procesos de inserción laboral de jóvenes y adolescentes. Con tal motivo, la sala Picasso del Hotel Radisson recibió a más de 120 asistentes interesados en profundizar sobre el tema.

La ocasión contó con un panel de destacados expositores: Lic. Fernando Panizza, director de Fundación Forge Uruguay, Ec. Santiago Soto, director de INJU y el Ing. José Pedro Derregibus, director de Fundación Telefónica.

La moderación estuvo a cargo del Mag. Oscar Licandro, Coordinador del Programa de Investigación sobre Responsabilidad Social Empresaria de la Universidad Católica del Uruguay.

En la apertura, Licandro destacó que la falta de capital relacional, los problemas familiares y la baja autoestima son, entre otros, factores que dificultan el ingreso de jóvenes en el mercado laboral. En este sentido, sostuvo que “la empresa está llamada a tener un rol protagónico” en el desarrollo profesional de jóvenes en situación de vulnerabilidad.

SANTIAGO SOTO: “LUCES Y SOMBRAS”

“Uruguay tiene un sistema de protección de jóvenes con luces y sombras”, dijo el Ec. Santiago Soto, director de INJU, quien destacó el avance significativo que representó la aprobación de la Ley de Empleo Juvenil (Ley N°19.133, de 2013). Aunque cree que aún queda camino por recorrer y detalles para afinar, opinó que “empezamos a ver las potencialidades de la ley”.

Soto repasó los objetivos del INJU, que en 2016 cumplió 25 años de actividad, y presentó datos de la Encuesta Continua de Hogares 2015 que permitieron comparar la situación del promedio de la población del país con la de los jóvenes. Así, dijo que mientras el desempleo en Uruguay es del 6.9 %, en la franja de jóvenes de 17 a 24 años el porcentaje asciende al 17.2 %. Soto indicó que hay un “sesgo de género”: mientras el desempleo en los varones jóvenes llega al 15.6 %, en las mujeres jóvenes es de 19.2 %.

Para Soto es preciso evitar la estigmatización de aquellos jóvenes que no estudian ni trabajan. “Muchas mujeres cuidan a sus hijos, mientras que un tercio busca empleo”, indicó. “Las condiciones de desempleo, informalidad y baja remuneración de jóvenes son similares a las del resto del mundo”, dijo, aunque sostuvo que en Uruguay persiste una tendencia desfavorable para la inclusión de jóvenes en el mercado laboral.

Finalmente, repasó algunos de los programas orientados a la inserción laboral de jóvenes y adolescentes de forma protegida, como “Yo estudio y trabajo” y “Jóvenes en red”, entre otros.

El programa “Yo estudio y trabajo” funciona desde abril de 2012 y ofrece una primera experiencia de trabajo formal a jóvenes estudiantes. Esta iniciativa, que promueve el vínculo entre el mundo educativo y el laboral, está orientada a jóvenes de entre 16 y 20 años y nuclea a varias instituciones públicas (MTSS, MEC, MIDES-INJU, INAU, INEFOP y ANEP).

El programa “Jóvenes en red” está dirigido a jóvenes y adolescentes de 14 a 24 años, que no estén ni en el sistema educativo ni en el mercado formal de trabajo, y que no hayan finalizado Ciclo Básico. A través de equipos multidisciplinarios y trabajo interinstitucional en territorio, busca promover el ejercicio de derechos de jóvenes en situación de vulnerabilidad.

FERNANDO PANIZZA: “PUENTE ENTRE EDUCACIÓN Y EMPLEO DE CALIDAD”

El Lic. Fernando Panizza, director de Fundación Forge Uruguay, dijo que la Fundación apunta a ser “un puente entre la educación pública y el empleo de calidad”; su misión es facilitar la inserción laboral de calidad de jóvenes latinoamericanos procedentes de familias de bajos recursos.

Actualmente la Fundación Forge está presente en cinco países de América Latina (Argentina, Chile, México, Perú y Uruguay). En nuestro país cuenta con tres centros de formación, por los que han pasado más de 3.500 jóvenes en 9 años de actividad; asimismo, 48 centros de estudio (pertenecientes al Consejo de Educación Secundaria y al Consejo de Educación Técnico Profesional) fomentan la participación de estudiantes en la Fundación Forge Uruguay. Actualmente hay 146 empresas que colaboran en las actividades de la organización.

“Las empresas tienen una participación muy activa en el área de capacitación”, indicó. Esta área incluye una gran variedad de actividades, desde conferencias de gerentes de empresas, talleres, visitas a emprendimientos y reuniones con mentores empresariales.

“Es muy importante que las organizaciones sociales fortalezcan el vínculo con las empresas”, dijo Panizza, quien destacó la relevancia de entender la lógica detrás de la actuación de las empresas, el Estado y las organizaciones sociales.

Al referirse a la Ley de Empleo Juvenil, Panizza coincidió en la trascendencia de tener una normativa actualizada al respecto, aunque sostuvo que hay mejoras para realizar. “No creo en subsidios, sino en la formación de los jóvenes”, dijo.

“Es clave que podamos articular con el Estado”, opinó y agregó que es “imprescindible fortalecer el vínculo entre el sistema educativo, las empresas y el Estado”.

JOSÉ PEDRO DERREGIBUS: “GANAS DE ESTUDIAR”

El Ing. José Pedro Derregibus, director de Fundación Telefónica, recordó los inicios de dicha organización en el año 2001 con el programa Proniño, centrado en la erradicación del trabajo infantil. “Las experiencias en educación han ido cambiando desde entonces”, opinó.

Derregibus instó a facilitar la educación a través de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) y dijo que la Fundación Telefónica aspira a “combinar tecnología con generación de valores”. Para el orador, esta táctica hace que “los jóvenes vuelvan a tener ganas de estudiar”.

La presentación fue complementada con videos testimoniales que recogían la experiencia de jóvenes que formaron parte de Fundación Telefónica Movistar. Derregibus destacó el valor de los testimonios y dijo que “los jóvenes que se esfuerzan realmente pueden” alcanzar sus objetivos de superación.

Finalizadas las intervenciones individuales de los panelistas, dio inicio una serie de preguntas por parte del Mag. Oscar Licandro, dirigidas a incentivar la reflexión entre los asistentes.

El primer tema abordado fue la necesidad de debatir el rol de la empresa y la articulación entre empresas, la sociedad civil y el Estado. Para el Lic. Fernando Panizza, “al principio la participación de la empresa se veía desde el financiamiento”, algo que se ha transformado con el tiempo. “La exigencia de calidad por parte del empresario nos exige a ser mejores”, indicó.

“Muchas empresas fuimos cambiando de la filantropía a la Responsabilidad Social Empresaria”, coincidió el Ing. José Pedro Derregibus, para quien las empresas y las organizaciones de la sociedad civil se complementan a través de sus fortalezas y conocimientos. “Tenemos la obligación de devolver a la sociedad lo que nos da”, afirmó.

Para el Ec. Santiago Soto “todos estamos de acuerdo en la importancia del trabajo como vínculo de inclusión social pero existen prerrequisitos para la inserción laboral”. En este sentido, dijo que “si no trabajamos con una empresa grande, un joven que pasó por un proceso de privación de libertad no podrá insertarse laboralmente por más acompañamiento que realicemos”.

Acerca del marco legal que rodea a la inserción laboral de jóvenes y adolescentes, Panizza dijo que “tenemos que ir hacia una formación profesional dual, en el aula y en la empresa” y apuntó que la ley actual hace más compleja esta situación. “Uruguay tiene que preparar a sus jóvenes para la excelencia”, agregó.

Para Derregibus, la Ley de Empleo Juvenil “es buena; ayuda a motivar”. Asimismo, reconoció que el INJU y el Ministerio de Desarrollo Social son buenos interlocutores de la Fundación Telefónica y afirmó que “todas las áreas del Estado deberían funcionar igual”.

“Es una señal volver a discutir una ley de empleo juvenil después de quince años”, dijo Soto. “Ayuda a poner en agenda las dificultades del empleo juvenil”, finalizó.

QUÉ OPINAN LAS EMPRESAS Y OTRAS ORGANIZACIONES

Roberto Acosta, gerente de Recursos Humanos de Farmashop, valoró positivamente la actividad y destacó la importancia de fomentar el trabajo protegido de jóvenes y adolescentes. “Apostamos a darle la oportunidad a jóvenes que tienen su primer experiencia de empleo y que Aldeas acompañe a los jóvenes en todo su proceso educativo y de sociabilización es trascendental. Ese resultado lo ves en un ámbito de trabajo”, sostuvo.

Alicia Risotto, directora de Alicia Risotto y con un vínculo de larga data con Aldeas Infantiles SOS Uruguay, dijo que las Conferencias por la Infancia “son una oportunidad única de colaborar y son algo que tiene que difundirse más”. Respecto a la temática del evento, sostuvo que aún queda mucho por trabajar. “Más empresas deberían apoyar la inserción de los jóvenes”, dijo.

Karina Keosseian, gerenta de Comunicación y RSE en Pronto! resaltó el valor de “poner sobre la mesa la inserción de los jóvenes, presentar casos, estadísticas y poder reflexionar con el sector privado, el sector público y otras instituciones”. “Cada uno desde su lugar puede aportar para que más jóvenes uruguayos tengan la capacitación y la posibilidad de tener un trabajo digno”, afirmó.

Miguel Penengo, gerente de Relaciones Institucionales de Grupo Disco Uruguay, dijo que fue un honor acompañar la 2.ª edición de Conferencias por la Infancia. “Es un deber aportar en el desarrollo de nuestra sociedad y su gente. Es por eso que trabajamos para mejorar la calidad de vida de nuestros niños y adolescentes y así brindarles más oportunidades para su futuro”. Acerca de las actividades de Aldeas Infantiles SOS Uruguay, Penengo dijo que “Aldeas Infantiles trabaja en esa línea y nos enorgullece caminar juntos hacia el mismo objetivo”.

Gabriela Cabrera, presidenta de Manos del Uruguay, celebró la ocasión y compartió los principios de Aldeas respecto a la protección integral de niños y adolescentes y de la familia en general. “Sabemos que lo que dice Aldeas Infantiles es lo que hace”, afirmó. Janet Caballero, vicepresidenta de Manos del Uruguay, respaldó la opinión y destacó el rol de la asociación para fortalecer la presencia de las mujeres a nivel laboral y social.

Al término del evento, Anainés Zignago, directora nacional de Aldeas Infantiles SOS Uruguay, manifestó su satisfacción por las primeras repercusiones de la convocatoria. “Nos vamos con muchos retos: debemos abordar la temática y profundizar más. Junto a las empresas y al Estado podemos garantizar el pleno goce de los derechos de jóvenes y adolescentes y una inserción laboral protegida es uno de ellos”, dijo.

Por otra parte, Zignago valoró el evento por la posibilidad de intercambiar con actores públicos y privados. “Vemos muchas alianzas posibles que van a redundar en una mejor atención de los jóvenes”, anticipó.

LEY DE EMPLEO JUVENIL

La Ley de Empleo Decente Juvenil (N° 19.133) fue promulgada en octubre de 2013. Su objetivo es promover el trabajo decente de jóvenes y adolescentes y garantizar la compatibilidad entre el estudio y el trabajo; con tal motivo, prevé el otorgamiento de subsidios y beneficios para los empleadores. La normativa contempla la contratación de jóvenes de entre 15 y 29 años, sin experiencia laboral previa, que pueden ingresar a la empresa mediante diferentes modalidades. Los beneficios para las empresas contratantes incluyen el subsidio de los sueldos a pagar (de 15 % a 40 %), acceso gratuito a servicios de selección y seguimiento de instituciones públicas (INAU, INJU, ANEP y MTSS), distinción del Poder Ejecutivo mediante etiquetado corporativo y difusión de la marca como empresa socialmente responsable. Por más información sobre esta ley, comunicarse con la Unidad de Gestión – Ley de Empleo Juvenil DINAE-MTSS (Juncal 1511 – 2.º piso Montevideo, Uruguay; tel. 1928 int. 191, correo: leyempleojuvenil@mtss.gub.uy).

 

Mirá todas las fotos del evento en nuestra página de Facebook