Programa Canelones

Nuevos servicios en el programa Canelones

Ampliamos nuestras propuestas y aumentamos la cobertura en los servicios de Fortalecimiento Familiar y Acogimiento del programa Canelones.

 

“Canelones transita un proceso gradual de crecimiento. Sus servicios nacieron para dar respuesta a las necesidades de los niños, niñas y adolescentes de la comunidad tanto en Fortalecimiento Familiar como en Acogimiento, en los que trabajamos por el derecho a vivir y crecer en un entorno seguro y protector”, señala Laura Tenchio, directora del programa Canelones. Durante este año, el programa experimentó varios cambios. Por un lado, se escindió del programa Montevideo, conformándose como filial independiente que intenta brindar una mejor respuesta a los niños, niñas y adolescentes.

Si bien el servicio de Fortalecimiento Familiar trabaja con la comunidad canaria desde hace aproximadamente siete años y el de Acogimiento desde hace tres, en el correr de este año se firmó un convenio con INAU que permite brindar una respuesta local más adaptada a las necesidades.

“Nuestro servicio de Acogimiento nació para dar acogida a los niños, niñas y adolescentes de la localidad que habían perdido el cuidado parental, pero formalmente ante INAU pertenecían al programa Montevideo. De a poco, el Polo La Paz —en principio se denominó así— fue creciendo y se fue configurando como un espacio territorial fértil para las necesidades de una vasta población en ambos servicios”, afirma Tenchio. Por otro lado, se inauguraron nuevos espacios, tanto en nuestro servicio de Fortalecimiento Familiar como en el de Acogimiento.

El servicio de Fortalecimiento cuenta actualmente con el Centro de Atención a la Infancia y la Familia (CAIF) Sonrisas Infantiles, centro tipo 2 localizado en Pando, con capacidad para 118 niños y niñas. Recientemente se realizó un convenio con INAU para la apertura de un CAIF tipo 2 en La Paz, que anteriormente funcionaba como espacio de desarrollo familiar.

En lo que respecta al servicio de Acogimiento, cuenta con cuatro casas en la comunidad —tres en La Paz y una nueva en Atlántida— en las que residen 24 niños, niñas y adolescentes. También participan de este servicio dos adolescentes, quienes están insertos en otras propuestas, y un joven que se encuentra en proceso de independización. A mediano plazo, se proyecta la apertura de dos casas más en Las Piedras y Pando.

“La localización territorial de los servicios se piensa junto a INAU según la regionalización de las demandas y de la población existente. Estas zonas responden a espacios donde están la mayor cantidad de niños, niñas y adolescentes con requerimientos de atención institucional, ya sea desde una estrategia preventiva como es Fortalecimiento Familiar o para dar respuesta de acogida y reintegro”, comenta Tenchio.

A futuro y en el marco de los convenios con INAU, se proyecta ampliar gradualmente la atención de los servicios del programa, para lo cual se abrirán nuevas casas en la comunidad en Las Piedras y Pando.